Steve Forde, principal manager de producto para After Effects y Creative Cloud, preguntó esto en su blog esta semana:

“¿Qué pasa si no hacemos nada más en After Effects durante 2014 que no sea hacerlo más rápido? Quiero decir mucho más rápido. Quiero decir mucho más rápido y sin un requisito específico de hardware ( nuevo CPU , GPU , disco , máquina, etc , etc )?

Para ser franco , eso no es lo que hay en proyecto actualmente para 2014. Una gran cantidad de nuestros recursos de desarrollo se va a centrar en el rendimiento, aunque también en el flujo de trabajo y la capacidad creativa. Tengo curiosidad sobre vuestra reacción si abandonamos el flujo de trabajo y cosas creativas para el 2014, y pusiésemos todos nuestros recursos en nada más que hacer After Effects hiper rápido. Genial! , Bueno, malo , feo?”

De los 167 comentarios escritos hasta ahora, que puedes ver aquí con el post original completo, no hay ni una sola persona que no parase toda la creatividad de AE para optimizar su rendimiento durante todo el año.
El principal handicap de este programa siempre ha sido los elevados requesitos mínimos necesarios para poder trabajar realmente con After Effects. Todo usuario de ordenador medio ha descubierto dónde está el limite de sus recursos nada más empezar un proyecto medio-avanzado con esta herramienta.

Yo descubrí el mío con esta promo, en la que cree niebla, mar, reflejos, partículas, corrección de color …
La realicé con un Mac Book Pro de 2011 con Intel Core i7, 1 procesador, 2 núcleos, 8GB de RAM y una velocidad de procesador de 2,66GHz .
Cuando lo compré hace casi 3 años era un gran portatil, a día de hoy sigue cumpliendo bastante bien. Sin embargo, hasta aquí pudo llegar. Los movimientos de cámara eran ya a ciegas (era imposible previsualizarlo) y continuar el proyecto en la misma composición era inviable, mi tarjeta gráfica parecía un motor de avioneta:

¿Qué opináis vosotros de la propuesta?
Por cierto: Si ya nos ha anunciado que no son sus planes, ¿para qué remover el tema? ¿serán los planes de 2015 en realidad?