Pues no hay fórmula mágica, no tenemos un formulario de actuación. Ni eso, ni un plan de pensiones.
Lo que si se es lo que querrá hacer: seguir pinchando. Seguir pinchando aunque tenga que cambiar el dónde y el cómo.
Pinchar es muy divertido, yo ya lo hacía sin saberlo dándole a Rewind y Forward al VHS cuando era chica. Ahora tenemos sensores de movimientos, kinects, programación, softwares modulares, OSCs y todos los juguetes inimaginables para perderte y nunca volver.Proyecciones interactivas

Pero en su mayoría, y para los que nos aferramos a este trabajo, cuando un videojockey crece, como cada cual en su oficio, acaba produciendo contenidos para embarcarse en proyectos más allá de la discoteca. Se busca más la sesión corta y dedicada: Obras de teatro, visuales para grupos de música, exposiciones de video arte, festivales que aprecien la materia…

En mi caso,  he decidido hacer contenidos visuales para la ambientación de cóckteles y fiestas. Todo dirijido desde mi iPhone o iPad via WIFI, voy  por la sala animando a los invitados a que jueguen con las imágenes. Ciertamente lo agradecen mucho, ¿será que las cenas de empresa no son tan divertidas?

Mejor os dejo el vídeo explicativo, que se me da mejor. Ni que decir tiene que estáis invitados a compartir este vídeo allá por donde más os guste. A ver si el 2013 me regala un buen año de sesiones. Salud!